Extranjería. Tramites de autorización de residencia.

Situación de residencia y clases

Son residentes los extranjeros que se encuentren en España y sean titulares de una autorización para residir.

Los residentes podrán encontrarse en la situación de residencia temporal o residencia permanente.

Autorización de residencia temporal y su renovación

La residencia temporal es la situación que autoriza a permanecer en España por un período superior a 90 días e inferior a cinco años.

PasaporteLas autorizaciones de duración inferior a cinco años podrán renovarse, a petición del interesado, atendiendo a las circunstancias que motivaron su concesión.

Para autorizar la residencia temporal de un extranjero será preciso que carezca de antecedentes penales en España o en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español y no figurar como rechazable en el espacio territorial de países con los que España tenga firmado un convenio en tal sentido. Se valorará, en función de las circunstancias de cada supuesto, la posibilidad de renovar la autorización de residencia a los extranjeros que hubieren sido condenados por la comisión de un delito y hayan cumplido la condena, los que han sido indultados, o que se encuentren en la situación de remisión condicional de la pena.

Las autorizaciones de residencia temporal, cualquiera que sea su duración, podrán renovarse a petición del interesado si concurren circunstancias análogas a las que motivaron su concesión, por sucesivos períodos con una duración de dos años cada uno.

Las solicitudes de renovación de dichas autorizaciones se resolverán y notificarán en el plazo general máximo de tres meses contados según lo previsto en la disposición adicional primera de la Ley Orgánica 4/2000, entendiéndose que dicha renovación ha sido concedida si, transcurrido tal plazo, la Administración no ha dado respuesta expresa.

En el caso de que hayan sido concedidas al amparo de lo establecido en la letra b) del punto 3, se renovarán anualmente, previo informe de la Comisión Interministerial de Asilo y Refugio, que valorará la existencia de las circunstancias que motivaron su concesión.

Autorización de residencia de larga duración (antes permanente)

ExtranjeroTendrán derecho a obtener autorización de residencia permanente los extranjeros que acrediten haber residido legalmente y de forma continuada en el territorio español durante cinco años, no afectando a dicha continuidad, siempre que las salidas correspondientes no se hayan realizado de forma irregular:

a) Las ausencias por períodos de vacaciones.

b) Las ausencias de hasta seis meses, siempre que sumadas no superen un total de un año.

c) Las ausencias, debidamente justificadas, realizadas por motivos familiares o de asistencia sanitaria.

El titular de la autorización de residencia permanente estará obligado a renovar la tarjeta que documenta el mismo cada cinco años.

Autorización de residencia de trabajo

1. Los extranjeros mayores de dieciséis años precisarán. La autorización de trabajo se concederá conjuntamente con la de residencia.

2. La eficacia de la autorización de residencia y trabajo inicial se condicionará al alta del trabajador en la Seguridad Social.

3. Para la contratación de un extranjero, el empleador deberá solicitar la autorización a que se refiere el apartado 1 del presente artículo, que en todo caso deberá acompañarse del contrato de trabajo que garantice una actividad continuada durante el periodo de vigencia de la autorización.

Autorización trabajo y residencia cuenta propia

1. Para la realización de actividades económicas por cuenta propia habrá de acreditarse el cumplimiento de todos los requisitos que la legislación vigente exige a los nacionales para la apertura y funcionamiento de la actividad proyectada, así como los relativos a la suficiencia de la inversión y la potencial creación de empleo, entre otros que reglamentariamente se establezcan.

2. La autorización inicial de residencia y trabajo por cuenta propia se limitará a un ámbito geográfico no superior al de una Comunidad Autónoma, y a un sector de actividad. Su duración se determinará reglamentariamente.

3. La concesión de la autorización inicial de trabajo, corresponderá a las Comunidades Autónomas de acuerdo con las competencias asumidas en los correspondientes Estatutos.

No renovación de los papeles

Pudiste presentar la solicitud de renovación, pero por la causa que sea, no conseguiste la tarjeta, ya sea porque la empresa no te dio de alta el suficiente tiempo, porque tenía deudas, etc.

En este caso, según la Legislación Española y en las fechas actuales, de acuerdo con la Ley de Extranjería, deberías volver a tu País, de hecho te llegará a tu domicilio una carta de la Delegación o Subdelegación de Gobierno por la que te señalan los motivos de denegación de tu tarjeta y te dan un plazo para salir del territorio nacional español.

¿Qué puedes hacer en ese caso de negarte los papeles?

Ello no obstante, la realidad social es que también hay extranjeros que a pesar de esto, prefiere quedarse residiendo en España de forma irregular.

En este caso, tienes dos opciones:

• Si presentaste un recurso administrativo (alzada o reposición), debes esperar la resolución de éste.

• Si ya se ha pasado el plazo para que presentes alguna reclamación, o no te responden el recurso, la mejor opción que tienes, es la de intentar conseguir tu Tarjeta de Residencia por la vía del arraigo laboral o por arraigo social.

El arraigo es una oportunidad para todos aquellos extranjeros que llevan un cierto tiempo viviendo en España y que no han conseguido su Tarjeta de Residencia. Mediante este trámite, muchos de ellos podrán conseguir sus papeles.

También existen extranjeros que por diferentes causas, entraron en España con un Visado que se les caducó y no marcharon a su País. Que no pudieron renovar una Tarjeta de Residencia antigua que tuvieron hace tiempo, etc.

Para todos estos casos es para lo que sirve esta figura del arraigo, para arreglar la situación de todas estas personas que se han quedado a vivir y trabajar en España y que lo tienen que hacer de manera ilegal.

Existen 3 tipos diferentes de Arraigo según las causas. Cada uno de ellos, también establece unos requisitos distintos:

1. Arraigo Social

2. Arraigo Laboral

3. Arraigo Familiar

Arraigo social

Si llevas más de tres años viviendo en España sin papeles, puedes pedir la Tarjeta de Residencia y trabajo inicial por esta vía, pero será imprescindible que por lo menos cumplas con los dos requisitos siguientes:

1. Tienes que poder probar que llevas viviendo en España tres años sin papeles (Lo mejor, con un Certificado de Empadronamiento).

2. Que alguien te quiera hacer un contrato de trabajo que dure al menos un año, puede ser de una empresa o de un hogar, como empleado/a de hogar.

Arraigo laboral

El arraigo laboral se da cuando el extranjero puede acreditar una permanencia en España no inferior a 2 años y además ha estado trabajando para alguien o alguna empresa de forma ilegal.

Así pues, podrás pedir este permiso de Residencia y Trabajo si cumples con dos estos requisitos:

• Tienes pruebas que llevas al menos 2 años viviendo en España

• Un Juez de lo laboral o la Inspección de Trabajo han reconocido que has estado trabajando de forma ilegal para una empresa española.

NOVEDADES: Ya no es necesario denunciar al empleador. Simplemente puedes optar a este tipo de residencia si:

HAS TRABAJADO CON COTIZACIÓN DURANTE 6 MESES EN LOS ÚLTIMOS 2 AÑOS.

PUEDES ACREDITAR PERMANENCIA CONTINUADA DE 2 AÑOS.

NO TIENES ANTECEDENTES PENALES

SI HAS SOLICITADO ASILO Y ESTÁS TRABAJANDO, ESTA ES TU SOLUCIÓN.

Arraigo familiar

Este tipo de arraigo se puede tramitar cuando el extranjero es hijo de padre o madre que fueron españoles pero que perdieron la nacionalidad.

Es decir, que para solicitar la Tarjeta de Residencia y Trabajo a través de esta vía, es necesario que cumplas estos requisitos:

• Que tu madre o tu padre hubieran sido españoles

• Que hubieran perdido la nacionalidad

Supuestos excepcionales de residencia en España para extranjeros:

1. A aquellos que hayan sido designados para cubrir puestos de confianza. Se considera que ocupan puestos de confianza aquellos trabajadores que desempeñen únicamente actividades propias de alta dirección por cuenta de la empresa que los contrate, basadas en la recíproca confianza que ejerzan legalmente la representación de la empresa o tengan extendido a su favor un poder general.

2. Ser cónyuge o hijo de extranjero residente en España con una autorización renovada, así como hijo de español nacionalizado, siempre que éstos últimos lleven como mínimo un año residiendo legalmente en España y al hijo no le sea de aplicación el régimen comunitario.

3. Los trabajadores necesarios para el montaje o reparación de una instalación o equipos productivos importados.

4. Haber gozado de la condición de refugiado durante el año siguiente a la cesión del estatuto.

5. Haber sido reconocido como apátrida y haber perdido tal condición durante el año siguiente a la terminación de dicho estatuto.

6. Tener a su cargo ascendientes o descendientes de nacionalidad española.

7. Tener a su cargo ascendientes o descendientes de nacionalidad española.

8. Ser hijo o nieto de español de origen.

9. Los menores extranjeros en edad laboral con autorización de residencia que sean tutelados por la Entidad de protección de menores competente, para aquellas actividades que, a criterio de la mencionada entidad favorezcan su integración social, y una vez acreditada la imposibilidad de retorno con su familia o al país de origen.

10. Los extranjeros titulares de una autorización de residencia obtenida por circunstancias excepcionales

Nacimiento de un niño en España de madre sin papeles

El nacimiento de un niño en España de padres extranjeros en situación administrativa irregular y la incidencia que este hijo tenga en la eventual sanción de sus progenitores ha recibido una especial atención en nuestros tribunales.

familiaEl Tribunal Supremo y los Tribunales Superiores de Justicia venían manteniendo una reiterada jurisprudencia en la que se consideraba que el nacimiento en España de un niño (ius soli) y consecuente la presunción de nacionalidad española del mismo, no constituían causa suficiente para entender contrario a derecho el acuerdo de expulsión de sus progenitores en situación ilegal.

Recientemente una Sentencia del Tribunal Supremo se aparta de esta jurisprudencia y considera que el hecho del nacimiento en España de un hijo de una extranjera, goza por tanto de la presunción de nacionalidad española, y obliga, en aras a la protección de la presunción de nacionalidad española del menor y de los vínculos entre madre e hijo, a entender no ajustado a Derecho el acuerdo de expulsión de la madre.

El anterior razonamiento representa un criterio y orientación jurisprudencial novedoso y de gran relevancia en esta materia que es preciso reseñar. Será preciso esperar a nuevos pronunciamientos del Tribunal Supremo sobre la cuestión para poder afirmar que nos encontramos ante un cambio de criterio jurisprudencial en la materia, inaugurado por la primera sentencia que se comenta.

Por otra parte, el nacimiento en España de un niño también ha sido tratado, fundamentalmente por sentencias de los Tribunales Superiores de Justicia, desde la perspectiva del principio de proporcionalidad para sustituir la sanción de expulsión del territorio nacional por otra sanción menos gravosa (multa) en aras a la protección del interés familiar y del menor.